Actualidad

Centro de negocios en Madrid y domiciliación de sociedades

Si el desorden te come: ponle feng shui

alquiler de sala de reuniones

¿Eres muy desordenado? Si para trabajar necesitas hacerte hueco entre una montaña de facturas, borradores de proyectos y comprobantes de pago,  es probable que este artículo sobre el Feng Shui te será realmente útil.

En el Feng Shui se considera la zona de trabajo ideal como un lugar perfectamente acondicionado y distribuido donde lograr el equilibrio entre lo práctico y lo funcional para desempeñar de la mejor forma posible nuestra actividad laboral.

Para aplicar los principios básicos del Feng Shui a nuestra zona de trabajo debemos conocer las reglas básicas que nos permitan maximizar y aprovechar la energía positiva, potenciando d esta forma la motivación y las ganas de trabajar.

Tanto si tienes una oficina virtual y trabajas desde casa o estás en una oficina, nos regiremos por los mismos elementos. Según esta disciplina japonesa, lo primero de todo es que la oficina debe ser funcional y debe buscar un punto de equilibrio entre el yin y el yang. Es decir, un punto de equilibrio entre  la relajación y la concentración (yin) y la actividad (yang). Este equilibrio debe hallarse en la distribución de los espacios y en los materiales del mobiliario, ya que la relación de armonía entre ambos aumente las posibilidades de tener éxito en el trabajo.

Obviamente no es necesario construir “agujeros de dragón” como hacen los arquitectos orientales para que fluyan las energías positivas en los espacios de sus edificios de manera libre y armónica. Pero puede ser suficiente con seguir unas pautas:

  1. El escritorio debe ser amplio y con formas redondeadas, sin esquinas en ángulo.
  2. Evitar las estanterías en la zona donde te sientas para no generar sensación de agobio.
  3. Pon un jardín zen para renovar las energías o coloca una planta en la esquina superior izquierda, esta es la zona de la abundancia de su mesa, y al poner una planta fomentará el crecimiento de la riqueza, asimismo, las plantas oxigenan el aire de la oficina, lo que aumenta su concentración.
  4. Coloca sobre el escritorio una figura pequeña o algún objeto artístico ya que contribuye a activar la energía.
  5. Los cuadros deben recordar los retos conseguidos en el trabajo o los estudios o evocarte sentimientos de confianza para contribuir positivamente en tu esfuerzo.

Hoy en día se debe contar con un ordenador, una impresora y un teléfono como mínimo para trabajar. El Feng Shui no considera negativos estos elementos pero aconseja que se compense el exceso de electricidad con flores y plantas para mejorar el flujo de las energías.

Además es fundamental evitar el desorden y la falta de utilidad en el despacho, sin descuidar la estética. Se deben aunar la comodidad y la seguridad, por ejemplo se pueden guardar todos los documentos en armarios y cajas para evitar tenerlo a la vista y mantener recogido y decorado el ambiente. El desorden fomenta el estrés, baja la productividad y aumenta la desgana en el trabajo.

Respecto a la iluminación, el uso de luces suaves recrea una atmósfera tranquila y relajada. Se pueden usar lámparas de intensidad graduada, pero sin olvidar un flexo sobre el ordenador para favorecer el trabajo y facilitar la concentración.

En MC4 Centro de Negocios nos hemos basado en el equilibrio y la armonía, además los colores de nuestros despachos combinan los colores tierra que son muy recomendables para los trabajos que se basan en la comunicación, escuchar, conciliar y negocias; y los colores naturales y terrosos que transmiten la sensación de contención y estabilidad y además ayudan a dominar miedos y preocupaciones futuras.

Como ves nosotros seguimos las pautas para mejorar el flujo de energía y por la tanto tu concentración en el trabajo, lo único que corre de tu cuenta es el orden…

 

 

Escribe un comentario